DYA Perú apoya a productores cafetaleros de la selva central de Perú

DYA apoya a 450 fincas cafetaleras de la selva central del Perú, a través del proyecto Productivo sostenible de Café en Pasco y Junín, financiado por FONDOEMPLEO. Este proyecto tiene como propósito incrementar los ingresos de productores cafetaleros por venta de cafés especiales.

Ahora los productores se han beneficiado con la entrega de secadores solares, infraestructuras fundamentales para mejorar el proceso de secado de los granos de café en condiciones higienizadas. Los secadores consisten en una cámara cubierta de una cobertura de plástico de uso agrícola, donde se organizan bandejas de secado para el grano, se aprovecha las condiciones de temperatura de la localidad y se protege a los granos de la humedad y la lluvia. Cada infraestructura puede secar hasta a 2000 kilos. La reposición de la cubierta de los secadores después de su periodo de vida útil (3 años aproximadamente) estará asegurada con financiamiento, en acuerdo con las cooperativas participantes y con los beneficiarios. La implementación de los secadores se empezó a ejecutar en abril de 2021 y culmina en agosto.

El proyecto se ejecuta en la Selva Central del Perú, en las provincias de Oxapampa, de la región Pasco y Perené, de la Región Junín. Son 450 fincas seleccionadas de tres cooperativas: Villa Rica Golden Coffee, Green Coffee del Perú, y la cooperativa Ecológica de Mujeres Villa Rica - CEMCAVIR. Cada beneficiario aporta el 24% del costo total de la infraestructura en materiales y su mano de obra para la construcción, mientras que el resto de materiales e insumos son proporcionados con recursos del proyecto.

El proyecto en su conjunto incluye actividades para fortalecer los procesos de certificación de comercio justo y producción orgánica, la capacitación a productores en comercialización y articulación y exigencias de mercados especiales de café, la capacitación en gestión empresarial a gerentes y directivos de cooperativas y organizaciones de productores, la implementación de un sistema de trazabilidad para mejorar la competitividad y abrir nuevos mercados. También incluye el seguimiento y asistencia técnica en la implementación del planes de cultivo con enfoque de responsabilidad social y sin trabajo infantil, la capacitación en cosecha selectiva, la implementación de un servicio de cata a productores individuales y otras actividades que están enfocadas en mejorar los niveles de calidad de taza de 87 a 85 puntos, según la escala SCA (Asociación de Cafés Especiales).

Esto garantiza la posibilidad de mejorar la calidad de vida a 450 familias productoras, gracias a los ingresos producto de la venta de café.


Entradas destacadas
Entradas recientes